Inmigración

Los migrantes de las caravanas “no se abusan entre ellos” como dijo Trump en su discurso para justificar el muro

Según el presidente, "una de cada tres mujeres es abusada sexualmente en el largo viaje hacia el norte”. Pero la afirmación, que realizó esta semana, ha sido rechazada por activistas en ambos lados de la frontera, así como por terapistas que los atienden después de ser liberados: "El trauma que vemos es una combinación de todo lo que estas personas han sufrido".
9 Feb 2019 – 10:49 AM EST

La afirmación hecha por el presidente Donald Trump el martes durante el informe sobre el Estado de la Unión de que “una de cada tres mujeres es asaltada sexualmente en el largo viaje hacia el norte” es rechazada por activistas en ambos lados de la frontera, y también por terapistas que los atienden después de ser liberados y quedan en espera de presentarse ante un juez de inmigración.

“Los traficantes de personas y los traficantes de sexo aprovechan las amplias zonas abiertas entre nuestros puertos de entrada para contrabandear a miles de niñas y mujeres jóvenes a Estados Unidos y venderlas para la prostitución y la esclavitud moderna”, añadió el mandatario. Pero ninguna de las afirmaciones han podido verificarse hasta ahora.

“Las caravanas es lo mejor que ha pasado”, dice a Univision Noticias Rogelio Núñez, director ejecutivo del Proyecto Libertad, un grupo de ayuda a inmigrantes basado en Harlingen, Texas, fronterizo con México. “Las caravanas vienen con la misión de llegar a Estados Unidos juntos, evitando el sistema de coyotes y a quienes los manejan como negocio”, agregó.


“Vía segura”

Núñez dice además que “lo más importante es que las mujeres no son abusadas, violadas como sucede cuando viajan solas. La caravana es una vía segura que los lleva en busca de asilo en Estados Unidos”.

El activista cuenta que, antes del fenómeno de las caravanas, que estallaron en abril del año pasado, “era cierto que las las mujeres que viajaban solas corrían un alto riesgo de ser atacadas y violadas. Eso es parte del sistema de migración, parte de un sistema de abuso, pero todo eso disminuyó gracias a las caravanas”.

Explicó que “ahora está más organizado” y que en los niveles de orden que se están viendo “participan los propios miembros de las caravanas, las organizaciones de ayuda y los familiares. Todos se cuiden entre todos y los alejan de los peligros del viaje. ¿Cómo lo hacen? Las redes sociales y el WhatsApp. Están comunicados todo el tiempo entre la caravana y Estados Unidos”.

“Se comunican las 24 horas del día, todo el tiempo. Es un proceso donde se cuidan todos. Y si ocurren las violaciones como dice el presidente, dónde están las denuncias. Si no las hay es porque no hay violaciones dentro de la caravana. El único lugar donde pueden suceder este tipo de violencia es cuando se separan en las garitas y se quedan solas. Pero no dentro de la caravana”, aseguró Núñez.


“Cambiaron el panorama”

Al otro lado de la frontera, en Tijuana, activistas comparten las opiniones del Proyecto Libertad. “Claro que sí, las caravanas cambiaron el panorama. Es la única protección que tienen los migrantes que huyen en busca de asilo”, dice a Univision Noticias Irineo Mujica, director de Pueblo Sin Fronteras.

A la pregunta de si la afirmación que hizo Trump el martes es correcta –“una de cada tres mujeres es asaltada sexualmente en el largo viaje hacia el norte”, el activista asegura que no. “Es falso. Eso sólo pasa cuando vienen solas. Ahí es cuando es cuando pasan las violaciones y las mayores atrocidades, cuando ocurren las tragedias. Sucedía antes, pero ahora el presidente usa eso para hablar mal de las caravanas”.

Mujica dice además que “la gran mayoría de las personas cuando vienen en caravana, por encima del 90 o el 95%, no son asaltados, no les roban, vienen seguros. Ese es el éxito de la caravana. La inmensa mayoría de los migrantes que buscan asilo llegan seguros a la frontera con Estados Unidos. Hay demasiada seguridad todo el tiempo”.

Cuando se le preguntó por segunda vez sobre la denuncia de Trump, el activista volvió a negar la cifra. “Mire, si una de cada tres mujeres en su viaje al norte es violada, eso ya se habría reportado. Y no hay reportes de que en las caravanas suceda este crimen. Como le dije, antes sucedía, pero ahora no. Las cosas cambiaron. Es falso, no hemos recibido reportes de violaciones. Solo sabemos de algunos casos que suceden cuando las mujeres se separan de la caravana o en los trenes, cuando se quedan sin protección. Pero mientras viajen juntos, viajan seguros”, precisó.


“No se abusan entre ellos”

Los niveles de seguridad en las caravanas son confirmados por especialistas en salud mental que atienden a familias que han sido detenidas en la frontera, pasaron la entrevista de miedo creíble y fueron liberadas en espera que un juez de inmigración resuelva sus futuros en Estados Unidos.

Uno de estos centros es el ellos es Centro de Alegría que forma parte de los Centros de Vecindarios de la Misión (MNC) y Mission Health Center (MHC) de San Francisco, en California. “La mayoría de los migrantes que atendemos son personas que han sido detenidas y luego los dejan salir y llegan a San Francisco como destino”, dice a Univision Noticias Crystal Suárez, terapista líder de de la Mission Neighborhood Centers (MNC).

“El requisito para atenderlos es que tengan menores bajo su cargo. El 80% de quienes atendemos son mujeres y la mayoría de todas las personas que recibimos son centroamericanos. Sólo hay un poquito de mexicanos”, agrega.

A la pregunta si entre las personas que atienden muchas mujeres denuncian que han sido abusadas en el viaje a Estados Unidos, Suárez dice que “honestamente, el trauma que han pasado estas personas se encuentra en los centros de detención. Ahí fue donde se elevó el trauma que traían”.

“El trauma que vemos es una combinación de todo lo que estas personas han sufrido, cosas de vida o muerte que experimentaron en sus países y que motivó que huyeran, los padecimientos del viaje, jornadas de más de 30 días sin comer hasta que por fin llegan a un centro de detención aquí en Estados Unidos. Todas estas son situaciones de maltrato, frío, falta de atención, hambre, poca comida, y después los liberan sin dinero, nada más que con un boleto que alguien les tiene que comprar para que lleguen a un destino, pero sin recursos para que sean apoyados”.

Suárez dijo además: “las personas con las que he hablado y atendido me dicen que todos vienen en grupo y así se protegen, porque la mayoría de ellos son mujeres con niños. Y las cosas que pasan (como las violaciones o los abusos) ocurren cuando la persona viene solita o con coyotes”.

En estos momentos más de 2,000 migrantes se encuentran en Tijuana en espera de una oportunidad de pedir asilo en Estados Unidos. Organizaciones civiles en Tijuana dijeron a Univision Noticias que la atención en la frontera de San Ysidro es mínima, y que la semana pasada fueron atendidas y regresadas a México menos de 15 personas, quienes deberán esperar en territorio mexicano hasta que sus casos de asilo sean resueltos en Estados Unidos, algo que según abogados puede demorar hasta dos o tres años.

Suárez recibirá próximamente una maestría en psicología de consejería con énfasis en terapia familiar matrimonial (MFT) de la Universidad de San Francisco (USF).

La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería
Publicidad